UROLOGÍA

PATOLOGÍAS

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

La Disfunción Eréctil (DE) es la Incapacidad persistente o recidivante del varón para obtener o mantener una erección del pene suficiente para permitir una actividad sexual. Afecta de forma importante a la salud sexual del varón y a su calidad de vida, es además una valiosa manifestación clínica (fácilmente identificable y por la que el paciente puede buscar consejo médico) de la presencia de aterosclerosis que puede preceder a otras manifestaciones de enfermedad cardiovascular en hasta 2-3 años.1 

La prevalencia de la DE aumenta de forma importante con la edad, a la vez que lo hace la prevalencia de factores de riesgo vascular, lo que pone de manifiesto la importancia de diagnosticarla y de tratar los factores de riesgo cardiovascular asociados. Por tanto, nos hallamos ante una entidad con gran impacto en la salud del varón que requiere un abordaje especializado y multidisciplinar. Tal como recomiendan diferentes guías de manejo de la disfunción sexual masculina, como la de la European Association of Urology (2020)2, aborde la DE desde sus causas modificables, tenga en cuenta las necesidades y las expectativas del paciente, facilite su asesoramiento y educación, así como a su pareja, y aporte los medios para dar respuesta a la disfunción sexual por la que el paciente acudió a la consulta.1   

A pesar de las repercusiones negativas que la DE tiene, no solo sobre el paciente, sino también sobre su pareja, es con la llegada de nuevos fármacos orales que permiten un tratamiento cómodo y eficaz, cuando esta despierta el interés creciente de los profesionales sanitarios y anima a muchos pacientes a vencer el miedo y la vergüenza a hacer públicos sus problemas de potencia sexual.

PRINCIPALES FACTORES DE RIESGO

Los principales factores de riesgo de disfunción eréctil son:

  • La edad La prevalencia de la DE de cualquier grado, así como su severidad, se incrementan conforme aumenta con la edad. Sin embargo, la DE no debe ser considerada como una consecuencia inevitable de la edad; en el estudio EDEM, 3 la prevalencia de sujetos con DE entre 60 y 70 años fue del 49%. 4
  • Enfermedad cardiovascular La disfunción eréctil comparte factores de riesgo comunes con las enfermedades cardiovasculares (por ejemplo, falta de ejercicio, obesidad, tabaquismo, diabetes mellitus (DM), dislipemias y síndrome metabólico). 4 
  • Alteraciones del aparato urinario y sexuales Los estudios epidemiológicos también han demostrado evidencia consistente de una asociación entre los síntomas del tracto urinario inferior (STUI), hiperplasia de próstata benigna (HPB) y disfunción sexual, independientemente de la edad, otras comorbilidades y diversos factores del estilo de vida. 4 

Otros factores de riesgo: La recopilación de datos epidemiológicos mas reciente también ha destacado otros factores de riesgo inesperados potencialmente asociados a la disfunción eréctil, incluida la psoriasis, la espondilitis anquilosante, el hígado graso no alcohólico y la biopsia de próstata guiada por ultrasonido transrectal. 4 

  • EAU Guidelines on Erectile dysfunction, premature ejaculation, penile curvature and priapism.2
REFERENCIAS
  1.  Palma Ceppi C, Sarquella Geli J, Moya González F,  Peraza Godoy MF, Vázquez Tissera A, Suárez Regardiz H, et al. Estudio comparativo de las características de los pacientes con disfunción eréctil y su manejo inicial en diferentes centros uro-andrológicos españoles. Rev Int Androl. 2011;9(4):145-153.
  2. Hatzimouratidis K, Giuliano F, Moncada I, Muneer A, Salonia A, Verze P. EAU guidelines on erectile dysfunction, premature ejaculation, penile curvature and priapism. In: European Association. M. Gul et al.
  3. Martin Morales A, Sanchez Cruz JJ, Sáenz de Tejada I, et al. Prevalence and independent risk factors for Erectil Dysfunction In Spain: Results of EDEM study. J Urol 2001;166(2):569-575.
  4. Documento de consenso sobre disfunción eréctil. Disponible en: http://www.asesa.org/attach/admin/pro_documentos/ Documento_de_Consenso_sobre_DE.pdf